Sample Page 2017-04-26T14:16:16+00:00

Para Cáritas, la economía solidaria es un reto, pero también una realidad. Apostamos por ella y por eso desarrollamos proyectos que ponen a las personas en el centro de la actividad económica y facilitan su acceso a un trabajo digno.

A través del programa de empleo ponemos al servicio de las personas diferentes herramientas que facilitan el acceso al mercado de trabajo. En este año, 72.040 personas han accedido a estos programas y 16.597 han conseguido un empleo.

Ver datos de acciones realizadas por Caritas +
Ver itinerario de inserción socio laboral +

Fomentamos empresas de inserción, cooperativas, centros especiales de empleo y otras entidades de economía social que desarrollan productos
 y servicios y mantienen su sostenibilidad económica respetando la dignidad de las personas y cuidado del medio ambiente.

Ver sectores de economía social +

Favorecer las relaciones éticas y equitativas que respeten 
los derechos de las personas a lo largo de toda la cadena de producción, distribución y comercialización es también parte de la acción de Cáritas. Nuestra Red Interdiocesana de Comercio Justo (RICJ), integrada por 28 Cáritas Diocesanas, cuenta con 30 tiendas y 47 puntos de venta.

Cáritas aboga por un sistema financiero que gestione el dinero con criterios éticos y que priorice la inversión social y medioambiental. Para ello, colabora con entidades financieras éticas a través de sus productos de inversión socialmente responsable.

Nos dirigimos a las empresas con tres objetivos:

  • Concienciar a los empresarios del impacto de sus decisiones.
  • Sensibilizar a accionistas, clientes y empleados.
  • Lograr su apoyo para promover el desarrollo integral de las personas.

El perfil predominante de las personas que participaron en el programa de empleo de Cáritas durante el año 2016 es el de mujer, de procedencia española, mayor de 45 años y con estudios básicos.

La acción de Cáritas en el ámbito de la economía solidaria no sería posible sin la imprescindible aportación de las personas voluntarias y contratadas.
En 2016, 4.191 personas voluntarias y 792 contratadas dedicaron su tiempo y compromiso a favorecer una economía que pone en el centro la dignidad humana.

Evolución de agentes durante el período 2013-2017 +

Los datos económicos del año 2016 demuestran el compromiso de Cáritas con la economía solidaria, tanto por la importante inversión realizada en programas de empleo y en economía social como por la facturación de las empresas de inserción.

El Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (POISES), tiene como propósito contribuir a la Estrategia Europea 2020 de crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

En el marco del POISES y durante 2016 Cáritas ha desarrollado acciones de formación, inserción sociolaboral y generación y consolidación de empleo.

Nuestro reto de construir una economía solidaria al servicio del ser humano nos lleva a proponer a todos los actores implicados que contribuyan a su desarrollo, según su nivel de responsabilidad y su ámbito de influencia.

  • Consumir de manera responsable.
  • Compartir tu tiempo como voluntario.
  • Contratar servicios de manera digna.
  • Contribuir económicamente.
  • Generar oportunidades de empleo.
  • Compartir el mensaje de Cáritas.
  • Generar empleo digno.
  • Invertir en fondos de inversión socialmente responsable (ISR).
  • Abrirte a quienes más lo necesitan.
  • Incorporar la economía social en compras y contrataciones.
  • Apostar por entidades financieras éticas.
  • Financiar un proyecto de Cáritas.
  • Potenciar la economía social.
  • Flexibilizar el sistema de prestaciones a desempleados.
  • Impulsar medidas legislativas.
  • Asegurar cláusulas sociales y ambientales.
  • Apostar por un nuevo modelo de formación.
  • Impulsar planes de desarrollo local.